Blogia
Diario digital de Manuel

Los astrónomos de oriente

A través de Navidad Latina llego al Evangelio de Mateos (en Bibliotecas Virtuales), que cuenta que unos magos (no dice el número ni los nombres) vinieron de oriente buscando a un rey que iba a nacer.

.

La tradición habla de científicos o ilustrados, ya que seguían la estela de una estrella. Asimismo, la leyenda les asigna la cualidad de bondadosos, por las ofrendas que traían. El caso es que me gusta considerarlos y, en verdad, creo en ellos, desde la óptica espiritual o mística.

.

En la última víspera, mientras ordenaba los regalos entorno a la chimenea y dejaba unas galletas y un vaso de leche para Sus Majestades, recordaba la sangre gorda de mi hermana mayor cuando en el canasto, que preparaba un cinco de enero de mi infancia, me echaba una y otra vez desvencijadas figuras bélicas de plástico; o mientras observaba la apertura de regalos en el reciente día de reyes, me acordaba de la somera bolsita de cochecitos de caucho que recibí un seis de enero de mi niñez.

.

También, rememoro esa larga lista de deseos inmateriales que anhelaba entre lágrimas, con los ojos y los puños cerrados, como, por ejemplo, desterrar mis miedos infantiles, superar mis limitaciones, que se mejorara la situación económica de mi familia o que el concepto “madre” fuera eterno.

.

El tiempo pasaba, unas aspiraciones se cumplían y otras justificaban su descortesía o inobservancia. Pienso que, en verdad, los reyes magos, los papás noeles y el resto de figuras imaginativas de cualquier creencia o religión, están dentro de nosotros, tanto a nivel de individuo como de colectividad.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres