Blogia
Diario digital de Manuel

¿No le da verguenza?

¿No le da verguenza?

Autor: Manuel (Málaga). Escucho a los ejecutivos y asesores mediáticos de empresas implicadas en corrupción y la tristeza profesional inunda mi corazón empresarial. Ahora hablan en los programas de televisión y les escriben en la prensa  las bondades de sus negocios y de su aportación a la Sociedad de su ámbito territorial de actuación, filtrando notas interesadas sobre plantilla de trabajadores, facturación, visitantes famosos y poderosos, patrocinios, etc. etc.

¿Estamos una vez más ante un estudiado, hipócrita y, desgraciadamente, efectivo  plan  lúgubre  de presión mediática, confusión programada, desinformación y tierra quemada?

En todo sistema social, las empresas tienen una tarea fundamental que la sociedad les asigna. Los fines entran dentro de la propia esencia de la empresa y de la formulación de su política como sistema concreto y con una dimensión específica. Lo connatural de un negocio generalmente es la producción y distribución de productos y servicios, no el fraude, el cohecho la manipulación y la mentira.

Los que han sido o son profesores de universidad o ponentes de  master privados de alto nivel y ahora colaboran o son ejecutivos de corporaciones presuntamente responsables de parte de esa corrupción, deberían aplicarse el cuento que han contado en sus clases magistrales o a sus equipos de colaboradores. El fin representa la más elevada expresión de lo que la empresa persigue y debe ser entendido como función primera que la sociedad delega en ella y como todo aquello que determina realizar cumpliendo esa función. Esta misión se sustenta en el sistema empresarial de valores. ¿Es un valor saltarse la Ley? Flaco favor y cuestionable ejemplo el que se hace a esa plantilla de trabajadores con esas prácticas ilegales y a esas alumnas y alumnos que, embelesados, atendían las disertaciones ¿meritorias? ¿sí?

Ansoff define las responsabilidades como aquellas obligaciones voluntariamente asumidas por la empresa y que ésta, en consecuencia, incorpora a su proyecto de objetivos. La responsabilidad en la empresa comporta el juicio y la toma de decisiones en la determinación de planes, el desarrollo de métodos de datos para facilitar el control de las realizaciones y progresos con respecto a la integración y motivación del personal con prácticas sociales, comprometidas y, en todo caso, legales.

Verás tú que si el Juez llega al final, justificarán y le echarán la culpa de las actuaciones ilegales a la plantilla de trabajadores ¡Tenían que mantenerse los puestos de trabajo a toda costa, por eso el comité de dirección optó por saltarse la ley y enriquecer ilegalmente a la corporación local y a  los socios del grupo empresarial! Ya es lo que nos falta oír en una televisión o leer en un  periódico. Y los demás nos quedaremos tan panchos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres